lafinanciacionideas_image

Mejora la transparencia de los think tanks españoles, pero todavía está por debajo de la media internacional

El segundo rating de transparencia de los laboratorios de ideas españoles elaborado por el Observatorio de Think Tanks señala una importante mejoría en la transparencia financiera. 26 organizaciones obtienen una puntuación de entre una y cinco estrellas, componiendo una clara mayoría frente a las 20 organizaciones con puntuaciones de cero estrellas. Cabe recordar que en 2014 el resultado era inverso: 26 think tanks eran completamente opacos, y solo 21 ofrecían cierto grado de transparencia. Pese a la mejora, los resultados de España están por debajo de la media internacional  de 2,2 estrellas sobre 5 fijada por Transparify.

El Observatorio de Think Tanks acaba de publicar el estudio La financiación de las ideas: Índice de transparencia financiera de los think tanks españoles (2015), coordinado por Jaime González-Capitel y Francesc Ponsa y basado en la metodología de Transparify, que clasifica la transparencia de los think tanks entre 0 estrellas (nada transparente) y cinco estrellas (líder en transparencia). Resultado de una campaña a favor de la publicidad activa de las fuentes de financiación entre los laboratorios de ideas de toda España, el estudio compara la situación actual con el diagnóstico preliminar efectuado en 2014. La objetividad de los resultados se ha garantizado mediante un proceso de evaluación por pares.

En tan sólo un año, casi una de cada tres fundaciones analizadas ha mejorado su puntuación en el rating (32,6%), con un aumento medio de 1,7 estrellas. Por el contrario, tres fundaciones empeoraron su calificación en una estrella. Los restantes 28 think tanks obtuvieron el mismo resultado en 2014 y en 2015.

Gráfico tableau

En el cómputo global, la mejora de la media en media estrella, desde el 0,7 hasta el 1,2 de 2015, supone un aumento del 71%.

Dos factores fundamentales han contribuido a la mejoría que ha detectado el rating de 2015: la campaña de comunicación del Observatorio de Think Tanks y la entrada en vigor de la Ley de Transparencia.

Los 26 think tanks transparentes componen una pirámide en cuya cumbre se encuentra la Fundació Bofill, única institución que obtiene la calificación máxima. Con cuatro estrellas siguen la Fundación CIDOB, la Fundación Ecología y Desarrollo y la Fundació Catalunya Europa. A continuación se ubican 5 laboratorios de ideas con tres estrellas, 8 con dos estrellas, y 9 con una estrella.

Recomendaciones

  • Donantes:
    • Publicar todas las ayudas y donativos a otras organizaciones en la página web corporativa.
    • Solicitar a las organizaciones beneficiarias la publicación de las ayudas y, en su caso, de los proyectos a los que se imputan.

 

  • Comités de dirección de think tanks:
    • Inclusión de la publicidad activa de los mecenas de la institución en la estrategia de comunicación de la organización, explicitando sinergias, prioridades y objetivos.
    • Avance en la integración del sector, de manera que los laboratorios de ideas tengan en España un mayor impacto en la opinión pública. Algunos ejemplos de integración se incluyen a continuación:
      • Integración de las bases de datos de publicaciones, de manera que los responsables de la toma de decisiones tengan un recurso único de referencia.
      • Proyectos de investigación colaborativos.
      • Consultoría para mecenas comunes.
      • Utilizar técnicas de visualización de datos para hacer más comprensible la documentación compartida.

 

  • Fundaciones de partidos políticos:
    • Cumplimiento de la ley de transparencia, publicando la financiación de administraciones públicas, incluyendo
      • Proyectos financiados
      • Periodicidad y series de financiación de los últimos 5 años
    • Publicación de la identidad y cantidades aportadas por empresas privadas
    • Publicación de la identidad y cantidades aportadas por particulares, toda vez que la donación se encuentre por encima de los 5.000 euros.
    • Desarrollo de estudios que permitan averiguar las necesidades de conocimiento de la clase política, y planificación de la investigación en consecuencia.

 

  • Administraciones Públicas:
    • Desarrollo de indicadores y estadísticas que permitan evaluar a las fundaciones de partidos políticos subvencionadas.
    • Concesión de ayudas y subvenciones mediante criterios de calidad y valor añadido, avanzando en el potencial de impacto y la rendición de cuentas del sector.
    • Inclusión en las bases de las convocatorias de ayudas y subvenciones de áreas prioritarias de investigación donde existan expectativas más altas para la utilización del conocimiento.
    • Apertura de las convocatorias de ayudas hasta ahora destinadas exclusivamente a las fundaciones de los partidos políticos, de manera que cualquier fundación pueda aspirar a ellas según criterios objetivos de calidad y mérito.
    • Exclusión como beneficiarias de aquellas fundaciones que no cumplan con los principios de transparencia recogidos en la ley.