Global Go To TT

¿Cómo han quedado los laboratorios de ideas españoles en el Global Go To Think Tank 2015?

Recientemente, la Universidad de Pensilvania ha publicado la 9ª edición del ‘Global Go To Think Tank’, único índice internacional que valora el trabajo y el impacto de estas instituciones en la sociedad. Un motivo que me permite escribir unas líneas sobre ellos y dedicarles un especial reconocimiento a la labor que desempeñan, muy a mi pesar, poco reconocida en nuestro país.

En una cultura democrática, los principios de participación, transparencia y información, son claves para el normal desenvolvimiento de la vida política, la consolidación de las instituciones y el progreso social y personal. Los laboratorios de ideas facilitan la discusión y el análisis riguroso de las políticas públicas y ayudan a desentrañar y entender mejor la realidad.

Este índice, dirigido por el Dr. James G. McGann, clasifica desde 2006 los principales think tanks mundiales en diferentes categorías e identifica, según unos criterios establecidos, los mejores centros en las diferentes áreas de investigación sobre políticas públicas. La gran aportación de este estudio es la puesta en valor del trabajo que estas instituciones realizan para la sociedad como centros de pensamiento.

 

Principales retos

Según la presente edición, que por primera vez se publica también en castellano, uno de los desafíos a los que se enfrentan los think tanks es mantener su relevancia, lo que requiere grandes dosis de innovación, estrategias de comunicación eficaces, un producto oportuno y de calidad y una influencia política considerable. En definitiva, analizar los retos fundamentales en sus modelos operativos y de difusión, adaptándose a las nuevas herramientas de comunicación y buscando nuevas fórmulas de financiación.

 

Los think tanks en el mundo

El estudio recoge un total de 6.846 instituciones catalogadas en la base de datos del Think Tanks and Social Civil Program, frente a los 6.618 de 2014, un leve incremento inferior al de años anteriores. Quedan distribuidos de la siguiente manera: Norte América (1931); Europa (1.770),  Asia (1262), América del Sur y Central (774);  Norte de África y Oriente Medio (398); África Subsahariana (615) y Oceanía (96). Por países: Estados Unidos es el país con un mayor número de think tanks (1835), de los cuales su capital política Washington DC cuenta con 397, seguido por China (435) y Reino Unido (288). España ocupa el puesto 22 con 55, el mismo número que en 2014, una posición más baja con respecto al puesto 19 de 2014.

El 55% de los think tanks están en América del Norte y Europa. Estados Unidos es el país con un mayor número de estas instituciones que podría tener su explicación en que la sociedad norteamericana siempre ha sido pionera a la hora de crear nuevos cauces que fomenten la participación de los ciudadanos en el desarrollo de la vida social y política. Su democracia está más desarrollada y cuenta con una sociedad civil más participativa en los asuntos públicos.

Cabe resaltar como muestra de lo anterior, que prácticamente todos los primeros puestos de todas las categorías están ocupados por think tanks de Estados Unidos lo que demuestra su fuerza y poder.

Este índice está diseñado para identificar los centros de excelencia en las diferentes áreas de investigación sobre políticas públicas y en cada región del mundo. Estas son las categorías principales del ranking que a la vez se dividen en subcategorías: Mejores del Mundo; Mejores por Región; Mejores por área de investigación y Mejores Think Tanks por un logro especial. En esta última categoría se ha incluido una nueva subcategoría que analiza los think tanks con las mejores prácticas para asegurar la calidad, independencia e integridad de su investigación política. Además, se han incluido otros categorías como: ‘Think tank con mejores estudios regionales en políticas (Afiliados a una Universidad)’ y “Centro con mejores estudios regionales (Autónomo, Sin afiliarse a una Universidad).

Los primeros cinco puestos del listado de los 175 ‘Mejores think tanks del mundo’ repiten posición respecto  a 2014 en el siguiente orden: Brookings Institution, EEUU; Chatham House, Reino Unido; Carnegie Endowment for International Peace, EEUU; Center for Strategic and International Studies, EEUU y Bruegel, Bélgica.

 

La situación en España

A pesar del poco recorrido que tienen en nuestro país, a diferencia de los países anglosajones donde cuentan con una gran tradición, los ciudadanos empiezan muy lentamente a ver en los think tanks una vía para involucrarse en la vida pública sin ser necesariamente a través de los partidos políticos.

De inspiración liberal, la mayoría de ellos se establecen en Madrid. Entre sus fortalezas hay que destacar el amplio abanico tanto ideológico como temático que abarcan: economía, política internacional, derechos humanos, medio ambiente o las nuevas tecnologías, además del número cada vez mayor de personas, muchas de ellas relevantes, que se implican y que comienzan a tener cierto peso en la opinión pública especializada.

Un importante hándicap es el tema de la financiación y la carencia de grandes presupuestos que dificultan su funcionamiento y la ejecución de sus políticas. La cultura de las donaciones para este tipo de organizaciones no está muy arraigada en nuestro país y han de nutrirse de las aportaciones de un Patronato, los patrocinios y, en muchos casos, de subvenciones públicas.

Por otra parte, la transparencia es fundamental para afianzar la credibilidad en una institución, por lo que el índice incluye el apartado de ‘Think tanks con Transparencia y Buena Gobernanza’, en el que Institución Futuro está reconocido.

Volviendo al índice, el informe muestra un total de 50 categorías donde los españoles tienen representación en aproximadamente la mitad de ellas, incrementándose con respecto al año anterior. De los 55 think tanks que identifica, igual número que el año anterior, solo el 30% tienen un puesto en alguno de los ránkings que evalúan al mejor de cada categoría. El informe constata que la influencia de los centros españoles mejora muy lentamente.

En un vistazo general, se observa que los think tanks españoles van adquiriendo mejores puestos y apareciendo en categorías nuevas, lo que se valora positivamente. Si desglosamos algunas de las categorías más importantes, dentro de los ‘Mejores think tanks del mundo’ (contando con USA) encontramos 4 think tanks españoles liderados por el Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB), que mantiene el puesto 58 de 175 con respecto al año anterior; la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) que baja del 83 al 84; el Real Instituto Elcano sube cuatro posiciones de la 94 a 90 mientras que Institución Futuro aparece en el puesto 147 frente al 137 de 2014. Desaparece, sin embargo, FRIDE que el año anterior ocupaba el puesto 79.

Entre los 130 ‘Mejores think tanks en Europa Occidental’, CIDOB consolida su liderazgo aunque se  sitúa un punto por debajo del año anterior, posición en el ranking, de 15 a 16. Mientras, el Real Instituto Elcano gana diez puntos y alcanza la posición 19 frente a la 29, la Fundación Alternativas se sitúa en la 40, subiendo 20 posiciones,  FAES se coloca en el puesto 58, frente a los 62 anteriores, e Institución Futuro también sube de 72 a 69. Por detrás, tres nuevas incorporaciones al ránking: Institut Europeu de la Mediterrania (IEmed) (96), Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) (99) y el Instituto Juan de Mariana (113). Desaparece FRIDE, que el año anterior ocupaba el puesto 33.

Por áreas de investigación, en ‘Defensa y Seguridad Nacional’, el Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB), conserva su posición 50 y se convierte en la única representación española en esta área. Comparte, sin embargo, representación en la categoría de ‘Mejores think tanks de Política Exterior y Asuntos Internacionales’ con el Real Instituto Elcano que se sube dos puestos hasta el 30, por delante de CIDOB que ocupa el 58.

Respecto al área de ‘Desarrollo Internacional’, FRIDE conserva la posición 41 en el ránking, seguido de FAES que mantiene el puesto 59 y la Fundación Carolina se sitúa en el puesto 76.

La Fundación para el Análisis (FAES) y la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA)  ocupan el puesto 43 y el 70, respectivamente, en el área de ‘Políticas Económicas Nacionales’. FAES tiene exclusiva representación en el área de  ‘Políticas Sociales’ donde ocupa la posición 77.

En las áreas de ‘Medioambiente’ y ‘Políticas de Salud Global’, los think tanks españoles se estrenan. El Basque Centre for Climate Change ocupa el puesto 72, mientras que el  Barcelona Institute for Global Health (ISGlobal) se sitúa en el número 15. Por el contrario, la Fundación Innovación Bankinter  repite la posición 26 en el área de ‘Ciencia y Tecnología’.

Dentro de la clasificación de los ‘Mejores think tanks por un logro especial’, resaltar el deTransparencia y Buena Gobernanza’ donde solo Institución Futuro tiene un puesto en el ránking, concretamente el 59. Este think tank navarro destaca también por el buen uso que hace de Internet, reconocido en el puesto 46 en la categoría ‘Mejor Uso de Internet’.

La Fundación Alternativas es reconocida de nuevo como uno de los think tanks ‘Mejor gestionado’  donde baja una posición y se coloca en el puesto 60. Repite también en la categoría de  ‘Mejor Idea Nueva o Paradigma Desarrollado por un think tank’ en el puesto 40 y en ‘Mejor Uso de las Redes Sociales’ en el 53. Por último, mantiene el puesto 56 en clasificación de ‘Mejor network de Think Tank’, por detrás de Euro-Mediterranean Study Commission (EuroMeSCo) y la Red Iberoamericana de Estudios Internacionales (RIBEI).

En España existe muy poca tradición de think tanks vinculados al ámbito de la universidad, al contrario que en Estados Unidos donde existen centros de estudios de las políticas públicas. El índice reconoce al Centro de Desarrollo Internacional de la Universidad de Navarra el puesto 59 en la categoría de ‘Mejores think tanks afiliados a una Universidad’.

En la categoría de ‘Mejores think tanks con Afiliación Gubernamental’, encontramos exclusivamente al Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB) en el puesto 45 y a la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) en el puesto 22 dentro de los ‘Mejores think tanks con afiliación a un Partido Político’.

Por último, el ránking reconoce a los 144 ‘Mejores think tanks independientes’ con representación de tres españoles: Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB), Institución Futuro e Instituto Juan de Mariana.

 

El futuro de los think tanks

Sin duda, hay que reconocer a los think tanks su contribución a la hora de ayudar a mejorar la calidad de la democracia, mediante el análisis y la discusión seria, profunda y sin enfrentamientos. Reconozcamos su labor como dinamizadores del debate público y el estudio de las políticas públicas.

En definitiva, informes como el ‘Global Go To Think Tank’ a nivel internacional u otros  como la ‘Guía de los Think Tanks en España’, son solo un primer paso para ayudar a estas instituciones a lograr el respeto y el reconocimiento que merecen. Necesitamos instituciones como los laboratorios de ideas para formar propuestas interesantes para desarrollar políticas públicas de calidad. En este contexto de crisis se ha manifestado la incapacidad de los gobiernos de reaccionar y, por extensión, se ha evidenciado la falta de estructuras u organizaciones que pueden proponer soluciones. En un contexto global como el actual, de gran complejidad, pienso que se hace necesario poder potenciar instituciones que verdaderamente cumplan la misión de los think tanks.

 

Marta Tello